viernes, 16 de septiembre de 2011

PROTEGER EL AURA

Proteger el aura o "cerrarse" es un hecho de vital importancia para todos nosotros, particularmente para los que trabajamos en sanación, o las personas sensibles.

Recomiendo iniciar este proceso con sentarse en un lugar tranquilo, donde nadie nos vaya a molestar, en compañía de una buena música suave. Una vez allí, respira hondo unas cuantas veces y relájate...

Visualiza una luz suave y dorada por encima de tu cabeza. Imagínate que esta luz radiante se derrama por tu chakra coronario. Permítele descender hacia el tercer ojo. Imagínate los pétalos de una flor azul índigo cerrándose lentamente.
Sigue visualizando esta luz, bajando hasta la garganta, donde una flor azul cielo se va cerrando suavemente.
Repite el mismo ejercicio con el corazón, hacia su centro, visulizando una flor verde con pétalos que se cierran, poco a poco. Luego hacia el plexo solar, donde una flor amarilla hace lo mismo. Sigue hacia el chakra sacro o sexual (ombligo), visualizando una flor naranja y, por ende, hacia el chakra raíz, de color rojo.

Lleva la luz, tu luz, hasta abajo hacia la base de la columna y deja que viaje desde allí por tus piernas y pies hacia el piso debajo de ti. Mientras lo haces, piensa que envías raíces profundas adentro de la tierra; raíces que te mantienen anclado a la dimensión física.

Finalmente, visualiza tu aura como un óvalo energético que se extiende entre sesenta y noventa centímetros alrededor de tu cuerpo. Imagina la brillante luz dorada envolviendo toda tu aura. Esa luz va a formar un escudo bien fuerte.
Di una oración. No es necesario pertenecer a ninguna religión. La oración tiene que venir de tu alma, esencia y corazón. Envía tus pensamientos a tus guías espirituales (ángeles, antepasados, animales de poder, maestros ascendidos) pidiendo protección, curación y luz, protegiéndote de todos seres negativos y obscuros.

Este ejercicio se vuelve más poderoso cuanto más lo practiques y aún más con iniciaciones reikianas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada